Misión Imposible

17.3.11

Quisiera contaros el poder que tienen las tiendas para hacer que nuestra autoestima decaiga en cuestión de segundos....
Resulta que llevo ya bastante tiempo buscando los jeans de mis sueños. Sí, unos de esos que te quedan geniales, te hacen más alta y delgada, no se ensanchan cuando te sientas y te quedan estupendos con todos los zapatos y camisetas con los que los quieras combinar.
Pues bien, hoy, he decidido hacer esa búsqueda (después de intentarlo sin éxito en las rebajas de febrero) y decidí empezar por Zara, ya que hace poco fui y ví unos pitillos skinny muy económicos... pues resulta que ni uno con las características que yo buscaba. Entonces decido ir a Pull & Bear, la cual ha sido siempre mi tienda de vaqueros por excelencia, ya que allí me he comprado los mejores que he tenido y... ¿cual es mi sorpresa? me encuentro con que mis semi-largas piernas y mi voluptuosa cadera, ¡no entran en una 38!.
A parte de empezar a respirar cada vez más deprisa, (no solo por el disgusto sino también por intentar quitármelos... ) decido coger una 40, no es que tenga nada de malo esa talla, pero bueno, hacía años que no era la mía... y como no, ahora me quedan grandes.
Bastante desilusionada y pensando que mi talla media es una 36... no puedo dejar de pensar que para que unos vaqueros te queden perfectos a día de hoy, tienen que ser minimo Levi´s o Diesel.
Como todavía no me doy por vencida, decido culminar mi día de compras entrando en Stradivarius, a ver si hay suerte. Me encuentro unos a la entrada bastante económicos, así, que como todavía no cobran por entrar al probador... decido mirármelos. En este caso la 38 me queda un poco ancha y la 36 es la mía.
Al final me los he traído a casa, no muy convencida, pero con esperanza de que no me desilusionen.
Todo es cuestión de probar.

You Might Also Like

2 comments

  1. Si... Y yo he sufrido todo eso acompañandote!! jejeje Muack!

    ResponderEliminar
  2. a cualquier cosa se le llama sufrir...

    ResponderEliminar