PREGNANT DIARY: EL PARTO

4.1.20


E L   P A R T O:   M I    E X P E R I E N C I A

Llevo semanas queriendo hacer un post para todas las mamis y sobretodo, no mamis, curiosas que quieran saber lo que es un parto.

Pues yo os lo voy a contar con pelos y señales, porque cuando me quedé embarazada es justo lo que quería que me contaran, y no encontré a nadie que lo hiciera así de claro. 

Sé que cada parto es diferente, pero no esta mal saber más o menos cómo se desencadena todo el proceso, qué puede ocurrir o en qué consiste exactamente la epidural.

Bueno, empecemos por el principio:
 Yo cumplía las 40 semanas el día 4 de diciembre, día que me encontraba perfectamente y estuve de merienda blogger en Málaga. Es decir, eso que me decían de "cuando te vayas a poner de parto lo sabrás" no se había cumplido, yo me encontraba como siempre, y por eso me pasé el día en la calle, comí chocolate y un café bien cargado (no sé si tuvo algo que ver...)

Así estaba yo horas antes de dar a luz... jajaja ni me hacía una idea de lo que iba a pasar 4 horas después. Aquí eran las 19h del día 4 de diciembre.

00.00 a.m
Rompo aguas, nada más meterme en la cama
Mi gran miedo era no saber cuando empezaría el proceso de parto, pero eso, en mi caso estuvo muy claro. Esa misma noche, llegó la hora.
(y sí, sabrás qué es, porque no se parecía a nada que hubiera tenido en todo el embarazo)
 Notas como si se te vaciara un jarro de agua caliente, en grandes cantidades. Lo que me obligó a levantarme de la cama a cambiarme. y ahí empezó todo!

Ya no volví a dormirme. 
Empecé con un dolor de regla leve, que me recorría de un lado a otro de la cadera, desde el centro hasta fuera. Y me dije, "bah, esto no es nada" pero en cuestión de media hora era cada vez más intenso e insoportable... Os recomiendo que cuando venga la contracción (que yo llamaba "abrazos del bebé", como me dijeron en las clases) no os sentéis ni tendáis, es cierto que lo mejor es pasar los dolores de pie, balanceándote y apoyándote en la pared o sofá, y que bailes o cantes, para distraer la mente. Yo me puse música Chill Out y me encendí una vela olorosa (intentando relajarme, que ilusa yo..) pues aguanté una hora más y ya me era imposible aguantar más en casa. 
Los dolores cada vez iban a más y cada vez con más frecuencia.

02:00 am
Nos vamos al hospital!
Durante todo el camino no dejaba de romper aguas, mezclada con sangre, porque ya se estaba desencadenando todo. No sé como lo harán las demás pero a mi, ni me dio tiempo de preparar la maleta, ni echar maquillaje, ni ropa, y sinceramente, todo me daba igual. Mis felicidades a las que os vais al hospital maquilladas y con las uñas pintadas, y todo controlado, jajajajaj
Ni me llevé agua, ni cámara de fotos... son cosas de las que no te acuerdas y mucho menos te interesan cuando ya estás de parto. Además de que estaba totalmente prohibido grabar en todo el hospital. 


03:00 a.m
Monitores
Una vez allí voy a Urgencias, les explico que estoy de parto. Me desnudo, me pongo el camisón, me exploran, me hacen ecografía y me mandan a monitores para controlar las contracciones.

Dato importante: Yo di positivo en la bacteria Estreptococo (una que no todas las mujeres tienen, pero que la tenemos de forma natural en el canal de parto, y que si llega al niño puede coger una infección muy grave)
Por lo tanto me tienen que poner antibiótico nada mas llegar, porque tiene que ser administrado 4 horas antes del parto. 

Allí en monitores ya me estoy retorciendo de dolor en la cama, me dejan una media hora y cuando verifican que estoy de parto, me mandan a planta a esperar a que las contracciones sean todavía más intensas y se den cada 3 minutos durante una hora. Eso es lo que se considera "estar oficialmente de parto"

04:00 a.m
Planta
No dejaba de sangrar, echar agua a litros, y hasta me vomité encima, no sé si del dolor o que el cuerpo se estaba preparando para todo el proceso. 
Recuerdo el calor que tenía, me subió la temperatura corporal, sentía que no podía respirar del agobio que sentía, no podía estar tendida ni tampoco de pie, casi no me daba tiempo llegar al baño cuando rompía aguas (cada 10 minutos) Notas que no puedes con tu cuerpo, que te pesa todo, y que te vas a morir. Estás tan mala que todo te da igual, yo trataba de no gritar y lo que hacía era desahogarme, diciendo "que pase ya" o "no puedo más"  
Entonces vino la enfermera y me dijo. Vamos al paritorio. 
(Estudié psicología y os digo que no es tan fácil evadirse y tratar de mantenerse tranquila en ese momento, mi admiración a todas las que lo habéis conseguido)


05:30 a.m 
Paritorio
Ya estoy dilatada de 3cm, y empieza la maratón. 

Me meten en la habitación sola, con todos los materiales y cosas necesarias para el parto. 
Allí, me atiende una matrona (hombre) con una chica de prácticas. 
Me colocan la vía con suero, antibióticos, me exploran, me colocan un mando con un botón para emergencias en el cabecero de la camilla, (cosa que me deja mucho más tranquila) y me preguntan que si voy a querer la epidural

Ya no podía más con el dolor, tenía contracciones super fuertes cada 3 minutos, (dicen que si rompes aguas el parto se desencadena más rápido) y no, no me servían ni las respiraciones ni nada de lo que me habían enseñado en las clases... Dolía muchísimo y punto, era un dolor indescriptible, muy intenso y que te impide pensar, moverte y actuar. Simplemente quieres que pase.  
Así, que sí, quería la epidural. 
Me traen los papeles para firmar (por los riesgos que conlleva, y que decidí no leer...) y me preguntan mi altura (para calcular la cantidad de anestesia).


06:30 a.m 
Epidural
Epidural: Me siento en el borde de la camilla, y muy quieta, empiezan a ponerme los pinchazos en la columna.
Que por cierto NO DUELEN NADA, más dolían las contracciones (hacedme caso) y en unos minutos empieza a hacer efecto. Siento como se me duermen las piernas y toda la zona de la cadera. Sólo puedo mover los dedos de los pies.  
Ahí empieza por fin el alivio, me siento bien, más tranquila, y no siento ningún tipo de dolor. Empiezo a coger el móvil, a hacer fotos, y a hablar con mi marido, que en todo momento estaba pegado a mi.


07:00 a.m
Paritorio
Vienen a explorarme cada 15 o 20 minutos. 
(y tuve la gran suerte de que fuera de noche y que estuviéramos en pleno puente festivo, porque no había mucha gente en urgencias y el hospital estaba bastante tranquilo) Así que tuve mucho personal a mi disposición. 
Ya estaba dilatada de 4cm
La cosa iba muy lenta, y más después de la epidural. Porque la parte buena es que no te duele, pero la mala es que al no sentir nada, no notas las contracciones
Ya no notaba nada mis piernas, no podía levantarlas, ni moverlas. Ellos tenían que colocarlas en posición cada vez que quería explorarme porque estaban completamente dormidas. Pero eso no me preocupaba, ya que al menos no sentía nada de dolor.
Así que a esperar.

08:00 a.m
Paritorio
Ya estoy dilatada de 5 cm
Seguimos esperando a ver como avanza la cosa porque va muy lenta y el niño es muy grande. 
Pesaba 3,600kg, y aunque estaba hacia abajo no tenía la cabeza bien colocada para salir.
Me hacen exploraciones cada 20 minutos, para ver como está colocado y si está avanzando.

09:30 a.m 
Paritorio
Ya estoy dilatada de 7cm
Cansada de toda la noche. Me paso las horas esperando que me digan como va la cosa, hablando con mi marido y pegando alguna que otra cabezada. A ver si la cosa avanza.
Aburrimiento e impaciencia a partes iguales...

11:00 a.m 
Paritorio
Ya estoy de 8cm
El bebé sigue sin estar bien colocado. Siguen explorándome cada media hora a ver como avanza y mientras tanto me tienen que subir la dosis de epidural. Porque los dolores son cada vez más intensos y vuelvo a sentirlos de nuevo. Así que me suben la dosis hasta que vuelvo a no sentir las dolorosas contracciones. 

13:00 p.m
Paritorio
Estoy de 9cm
Me entran unas ganas horribles de vomitar, hasta que acabo vomitándome encima, 
(porque no me puedo levantar ni me puedo mover de la cama...)
Después me quedo dormida un buen rato. Como ya estoy de 9 cm, que es lo necesario para empezar a empujar, viene la médica, matrona y enfermera y empezamos con los pujos. 
Me tienen que avisar según los monitores, de cuándo hacerlo, ya que yo no siento las contracciones, sólo un dolor en la parte izquierda de la pelvis que intuyo que me avisaban del momento. 
Empujo unas dos o tres veces cada vez que viene la contracción, y después me dejan sola y me dicen que lo haga yo cada vez que las note, para ir avanzando. Ellos vienen a explorarme cada 20 minutos, a ver como sigo...
Aunque me decían que lo estaba haciendo muy bien, el niño no avanzaba y todo iba muy muy lento. Ya llevaba demasiadas horas de parto y la cosa no avanzaba casi nada. 

18:00 p.m
Quirófano
Estoy de 9cm y medio
A las 7 de la tarde deciden llevarme a quirófano para terminar la pesadilla. 
Yo estaba muy cansada y estaba loca por conocer a mi bolita, y ver que todo estaba bien.
Y como el parto no evolucionaba y el bebé iba bajando muy lento, deciden hacerlo así.
Allí, ya no pudo entrar mi marido, y estuve sola. Eso sí el equipo fue genial, muy amables conmigo para hacerme sentir segura y a gusto. Me hacían preguntas del tipo, "¿cómo se va a llamar el bebé?, o "si eres madre primeriza". 
En principio tuve miedo de que me hicieran cesárea, ya que después de tantas horas de parto me parecería muy injusto. Y después de mi operación de apendicitis, no quería más cicatrices en la barriga, ya que lo pasé mal porque tardó mucho en cicatrizar. 


18:42 p.m
Quirófano
Me informaron de que usarían ventosa para extraer al bebé. Una vez allí, me suben la dosis de anestesia, me avisan cuando me viene la contracción, y después de empujar tan sólo dos veces, 
Dante nació..
Sinceramente es un momento en el que no piensas en nada, y en mi caso estaba tan cansada que ya sólo quería que saliera. Ni lo disfruté, ni me pareció precioso, como mucha gente dice... y mucho menos se me ocurriría grabar un momento como ese, ya que considero que es muy íntimo y especial. En el que sólo estás tú y tus pensamientos.  

Dante nació a las 18:42h de la tarde del día 5 de Diciembre de 2019
Pesó 3,610 kilos

Fue parto vaginal, con ventosa y episiotomía de 4 puntos externos 
(y unos cuantos más por dentro), después de 19horas.



 En ese momento, me dijeron "tu hijo ya está aquí, pero no te asustes si no lo escuchas llorar" y efectivamente no se escuchaba nada, pero me quedé tranquila.
 Se lo llevaron rápidamente para abrigarlo, ya que en quirófano hace mucho frío y necesitan mantenerlo calentito. 
Al cabo de unos minutos, lo escucho de llorar, y una de las matronas me hizo el favor de traerlo para que lo viera antes de que se lo llevaran al nido. 
Ahí fue cuando lo ví por primera vez, liado en una manta y con sus grandes ojos mirándome
Me puse a llorar como una tonta, porque al fin, después de 9 meses, nos conocemos. 
Estaba ahí, tan pequeñito e indefenso, y era una realidad, era mi hijo. 

Se lo llevan al nido, mientras a mi me trasladan a paritorio de nuevo. 
Allí me encuentro con mi marido, cuando nos traen a nuestro bebé nos fundimos en un enorme 
abrazo, y nos miramos llorando mientras nos decimos, "este bebé lo hemos hecho nosotros".

No recuerdo momento más bonito con mi marido, desde el sí quiero, que éste ♥


En esa fase, no sentí nada de dolor, pero sí que recuerdo como me empujaban la barriga desde arriba hacia abajo con las manos para ayudarme a expulsar la placenta, sinceramente, eso llevó más tiempo que tener al bebé... 
Lo que sentí cuando se me pasó la anestesia, fueron horribles dolores de barriga, (no podía ni ponerme boca abajo, ni apoyar mis brazos, ni rozarme con nada) de tanto empujar y del tiempo que estuvieron apretándome. Pero sobretodo, dolor en todo el fondo pélvico, de los puntos y de los pujos. Toda la zona estaba floja y como dormida. Tenderme y sentarme era lo peor, porque los puntos me tiraban, (y bueno, ya mejor no os explico todo lo que sale por ahí después del parto... ya que tienes que expulsar toda la sangre y restos que te quedan dentro... Olvidaros de tangas y bragas apretadas, mejor ni llevar. Yo estuve dos días usando solo empapadores, hasta que empecé con las compresas de algodón y las bragas faja #asíes


Estuvimos 3 noches y 4 días en el hospital en pleno puente de la Constitución, no se me olvidará.
Al tener yo la bacteria (estreptococo) el protocolo era quedarse 48 horas ingresados, en vez de 24, para observar al bebé y asegurarse de que no le había afectado, y estaba completamente bien.


Entonces aproveché para darle el pecho cuanto antes y que me explicaran cómo hacerlo. Pero no hizo falta, porque el bebé lo cogió super bien, y aunque tenía frenillo, todo estaba yendo de maravilla.  

Una cosa super curiosa es que notaba como mi barriga se movía, como parecía que seguía estando el bebé dentro, y eso era porque al dar el pecho y liberar oxitocina, el útero se iba contrayendo (tiene que volver a su tamaño normal) y cuando me quedaba mirándola, ves como está trabajando y se mueve. Sientes como todavía te pesa y te molesta. Es una sensación rara. Y sí olvidaos de salir con la barriga plana de un parto...


A los dos días ya fui "un poco más persona", y me maquillé para las visitas... jaja


Después de tantas horas de parto, tendida, con las piernas dormidas, y tanto líquido administrado por la vía (anestesia, suero y antibióticos) así fue como estaban mis piernas 24 horas después del parto.
Super hinchadas. Entre los puntos, y éstos pies, ir desde la cama al baño se convirtió en un problema...


En esos 3 días aprendimos a cambiarle el pañal, detectar cuándo tenía hambre y a ducharlo.
Le hicieron la prueba del talón y la del oído.


Las primeras fotos de mi BOLITA:


Os presento a mi Bolita, mi Bollito de Caramelo, mi Bollicao, mi trocito de Pan, mi Bizcochito, mi cosa gorda, mi Berraco, (eso sólo se lo digo cuando llora) en definitiva, un pedazito de mi. 
Mi pequeño Dante


También quiero aprovechar para decir que muchas madres me dijeron que porqué no lo tenía en un Hospital privado, que tendría mi habitación sola, y demás comodidades... Pues tengo que deciros que ha sido en el Hospital público Materno Infantil de Málaga, y no sólo ha sido perfecto, con una atención inigualable, sino que allí estaba tranquila de que tenían toda la asistencia necesaria por si había alguna complicación durante el parto o con el bebé, y que lo de tener una habitación sola en esos momentos pasa a un segundo plano. 
Todos, absolutamente todos, los que me atendieron, desde la matrona, médicos, hasta celadores, me trataron estupendamente, muy agradables y con sentido del humor (que eso es muy necesario en esos momentos) y sin duda volvería a repetir. 

Muchas gracias por leerme!
Espero que os haya servido para saber un poco más, y que deje de ser un tema tan tabú.



You Might Also Like

2 comments